Rompiendo mitos: el colesterol alto

Llevan décadas vendiéndonos la idea de que el colesterol alto es un peligro para la salud, pero la verdad es otra. El cardiólogo Stephen Sinatra en su libro The Great Cholesterol Myth establece claramente que los medicamentos para bajar el colesterol en modo alguno evitan las enfermedades cardiovasculares. Algunas de sus conclusiones son:

  • No existe prueba alguna que colesterol alto signifique más ataques cardíacos. De hecho, es justamente lo contrario. Más de la mitad de las personas hospitalizadas con ataques cardíacos tienen niveles de colesterol absolutamente normales, y la mitad de las personas con colesterol muy alto tienen funciones coronarias totalmente normales.
  • La industria farmacéutica ha gastado millones de dólares en publicidad para generar enormes beneficios en fármacos para reducir el colesterol. Es una campaña de desinformación que nos aleja de las causas reales: la inflamación, la oxidación, la glucosa y el estrés.
  • Otro mito que tira por tierra es el del colesterol bueno (HDL) y malo (LDL). De poco sirve conocer el nivel de LDL a no ser que se determinen sus características (tamaño, densidad, volumen…). El LDL tiene diferentes subtipos y no todos ellos son malos. Por desgracia, sólo se mira el número y, si es alto, el médico prescribe un fármaco.

La opinión del Dr. Sinatra coincide con los resultados del estudio Framingham (Framingham Heart Study), puesto en marcha por el Instituto norteamericano de corazón y pulmón y la Universidad de Boston para determinar las causas de las enfermedades cardiovasculares.  El estudio comenzó en 1948 y aún continúa (va por la tercera generación de participantes). De hecho, muchos de nuestros conocimientos actuales (efectos sobre la salud cardiovascular de la dieta, del ejercicio o de la aspirina) están basados en este estudio.

Algunas de sus conclusiones principales hasta la fecha son conocidas por todos:

  • Fumar incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca
  • La hipertensión aumenta el riesgo de infarto.
  • Los factores psicosociales afectan al riesgo de enfermedad cardíaca
  • La obesidad es un factor de riesgo en las enfermedades cardiovasculares
El estudio concluyó también que los niveles elevados de colesterol disminuyen el riesgo de enfermedad cardíaca.
Las personas con niveles normales de colesterol sufren más ataques al corazón que aquellas con niveles altos.

Y esto se sabe desde los años 80.

Más de 30 años medicando a la población a edades cada vez más tempranas mientras el índice de mortalidad por enfermedades coronarias no para de crecer. Sin comentarios.

Más información:
Alicante. El Elixir de Hebe ( 966 084 615)
Madrid. Clínica Retiro Salud ( 687 671 672)

 

AVISO LEGAL y DESCARGO DE RESPONSABILIDAD. El contenido de este artículo y de todos los publicados en esta web reflejan únicamente la opinión de la autora, siendo su finalidad informar y educar en estilos de vida saludables. No están destinados a proporcionar consejo médico ni a sustituir ningún tratamiento médico. La autora no asume la responsabilidad de posibles consecuencias para la salud de cualquier persona o personas que lean o sigan la información publicada en esta web. Todos los lectores, especialmente aquellos que toman medicamentos, deben consultar a su médico.