El intestino permeable se manifiesta en todo el cuerpo

El síndrome del intestino permeable pareciera que sólo afecta al sistema digestivo, pero en realidad conduce a muchos otros problemas de salud. Puede ser causa de alergias alimentarias, cansancio y bajo tono vital, dolor articular, problemas tiroideos, condiciones autoinmunes, etc.

El intestino está recubierto por una capa que funciona como barrera que mantiene fuera partículas grandes que, si salieran, dañarían el sistema. Este revestimiento forma una especie de red con agujeros muy pequeños que sólo permiten que sustancias específicas (generalmente muy pequeñas) pasen.

Cuando alguien tiene intestino permeable (en otras palabras, con fugas), esta red se daña progresivamente, lo que causa agujeros aún más grandes. Así, pasan al torrente sanguíneo sustancias que normalmente no pasarían, como el gluten, bacterias perniciosas y partículas de alimentos no digeridos. El cuerpo, para protegerse, desencadena una reacción inmune que suele cursar con inflamación.

Esta respuesta de inmunológica se puede manifestar de múltiples formas:

  • Digestión: hinchazón, sensibilidad y/o intolerancias alimentarias, dificultades digestivas en general
  • Intestinales: diarrea, estreñimiento, inflamación crónica intestinal, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, etc
  • Piel: rosácea, acné, eczema, psoriasis
  • Endocrinas: problemas tiroideos, síndrome metabólico, dificultad en perder peso, fatiga adrenal
  • Psíquicas: depresión, ansiedad, déficit de atención
  • Articulares: artritis reumatoide, fibromialgia, dolores en general

Una de las señales de advertencia de un intestino permeable son las múltiples sensibilidades alimentarias. Las proteínas parcialmente digeridas y la grasa pueden filtrarse a través del revestimiento intestinal, causando una respuesta alérgica.

Las respuestas alérgicas no implican únicamente que salga una erupción en el cuerpo, o que se desencadene un ataque de asma. De hecho, pueden conducir a múltiples síntomas. Si esto no se repara, puede conducir a problemas de salud más graves.

La permeabilidad intestinal causa también malabsorción de minerales y nutrientes (zinc, hierro y vitamina B12 entre otros). Puede ser también una de las principales causas de enfermedades autoinmunes.

También puede afectar al cerebro, asociándose con trastornos como la ansiedad, la depresión y el trastorno bipolar. También se ha visto relación con el autismo. Así que, en muchos casos, si puedes curar el intestino, puedes curar el cerebro.

Más información:
Alicante. El Elixir de Hebe ( 966 084 615)
Madrid. Clínica Retiro Salud ( 687 671 672)

 

AVISO LEGAL y DESCARGO DE RESPONSABILIDAD. El contenido de este artículo y de todos los publicados en esta web reflejan únicamente la opinión de la autora, siendo su finalidad informar y educar en estilos de vida saludables. No están destinados a proporcionar consejo médico ni a sustituir ningún tratamiento médico. La autora no asume la responsabilidad de posibles consecuencias para la salud de cualquier persona o personas que lean o sigan la información publicada en esta web. Todos los lectores, especialmente aquellos que toman medicamentos, deben consultar a su médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s