El enema, un gran aliado

Tenemos tendencia a no querer hablar del intestino grueso, como si fuera algo sucio o algo a evitar. Así que hemos olvidado cómo cuidarlo. Sin embargo, mantenerlo en buena forma es garantía de salud, porque la función intestinal disminuida cimenta la mayoría de las enfermedades.

El intestino grueso es el encargado de eliminar los desechos, aquello que ya no nos sirve. Con el paso del tiempo, el interior de las paredes intestinales se van ensuciando por la acumulación de materias no eliminadas. Esto ocurre aun cuando no se padece estreñimiento. Esos residuos  derivan en  una progresiva autointoxicación que nos roba la vitalidad, la salud y la claridad mental.

Sobreponernos a una autointoxicación que se ha ido consolidado a lo largo de muchos años no es tarea fácil. Se requiere constancia. Pero los beneficios compensan sobradamente el esfuerzo, porque estaremos limpiando y regenerando en vez de medicando.

Cuidar el intestino es básicamente prestar atención a lo que entra y asegurarnos de que sale todo lo que tiene que salir. Para conseguir esto último, los enemas son de gran ayuda. Hoy se asocian con intervenciones médicas puntuales o pruebas de diagnóstico intestinales, pero no siempre fue así. Los enemas de limpieza o lavativas tienen una grandísima tradición curativa. Consiste en introducir agua (dos litros o más) a muy baja presión a través del recto. Combaten el estreñimiento, pues el agua hace que las heces se reblandezcan y salgan con facilidad. También limpian el colon descendente y, aplicados regularmente, limpian todo el cuerpo.

Existen también los llamados enemas de retención en los que el agua introducida se retiene durante unos minutos. Normalmente con este tipo de enema se persigue un resultado concreto, por lo que se suelen añadir otras sustancias para conseguir el objetivo deseado. Por ejemplo, antiparasitarios, fungicidas (es decir, anti hongos) o probióticos.

Un enema nunca ha de causar dolor ni molestias. No debe usarse en caso de traumatismo, cirugía abdominal, sangrados del tubo digestivo e inflamaciones intestinales importantes. Tampoco se aconseja a personas gravemente enfermas o debilitadas.

Más información:
Alicante. El Elixir de Hebe ( 966 084 615)
Madrid. Clínica Retiro Salud ( 687 671 672)

 

AVISO LEGAL y DESCARGO DE RESPONSABILIDAD. El contenido de este artículo y de todos los publicados en esta web reflejan únicamente la opinión de la autora, siendo su finalidad informar y educar en estilos de vida saludables. No están destinados a proporcionar consejo médico ni a sustituir ningún tratamiento médico. La autora no asume la responsabilidad de posibles consecuencias para la salud de cualquier persona o personas que lean o sigan la información publicada en esta web. Todos los lectores, especialmente aquellos que toman medicamentos, deben consultar a su médico.

3 comentarios en “El enema, un gran aliado”

  1. This topic takes courage to introduce to people…BRAVA….it is an EXCELLENT ARTICLE AND IT WILL SAVE LIVES!! Instead of colostomies and operations…cleaning the bowels will allow all the organs in the body a chance to expel the toxins/poisons in the body….and things begin to heal…without poisoning the body more with pills that have grave side-effects. Sorry for being so long-winded..Many thanks for this !!! Maria from Canada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s