El peligro de las mamografías, parte 2

descarga (1)

En un post anterior vimos cómo el comité científico suizo que evaluaba las ventajas de las mamografías periódicas, aconsejó dejar de hacerlas pues era más el perjuicio que causaban que sus supuestos beneficios.

En Febrero de 2014, otro estudio científico hecho sobre 1,8 millones de mujeres noruegas diagnosticadas de cáncer de mama entre 1987 y 2010, encontró que las mamografías en realidad INCREMENTAN la incidencia de cánceres. El estudio reveló que el programa preventivo noruego (que incluía mamografías periódicas), aumentó en un 200% la posibilidad de ser diagnosticada de cáncer de mama en estado temprano y aumentó un 35% las posibilidades de ser diagnosticada con un cáncer de mama avanzado.

Fue publicado en The European Journal of Public Health y  titulado “Tendencias en la distribución del cáncer de mama antes, durante y después de la introducción de programas de mamografía en Noruega” (título original: Trends in breast cancer stage distribution before, during and after introduction of a screening programme in Norway pincha aquí para acceder al estudio completo.

Su conclusión fue demoledora: Tras la introducción de las mamografías periódicas, la incidencia de cáncer de mama localizado se ha visto significantemente aumentado en mujeres de entre 50 y 69 años, mientras que la incidencia de cáncer más avanzados no se ha visto reducida en el mismo período de tiempo si lo comparamos con las mujeres más jóvenes a las que no se les ha realizado mamografías. (artículo original en inglés)

Se supone que esto es lo contrario que persiguen las mamografías periódicas. Parece lógico pensar que, si fueran útiles, la incidencia de cáncer sería más baja y no al contrario.

En realidad, el diagnóstico por imagen no es tan sencillo. Casi el 50% de las mujeres tenemos el tejido mamario denso. Al igual que el cáncer, este tipo de tejido aparece blanco en los rayos X. Esto significa que es casi imposible interpretar las mamografías correctamente. Este estudio del Departamento de Radiología de la Universidad Georgetown de Washington (EEUU) nos muestra con qué facilidad puede parecer maligna una masa mamaria benigna: Benign fat necrosis of the breast may mimic a breast malignancy. NOV 01, 1995.

Hay mucho más estudios científicos disponibles, pero creo que estos son suficientes para darnos qué pensar.

 

AVISO LEGAL y DESCARGO DE RESPONSABILIDAD. El contenido de este artículo y de todos los publicados en esta web reflejan únicamente la opinión de la autora, siendo su finalidad informar y educar en estilos de vida saludables. No están destinados a proporcionar consejo médico ni a sustituir ningún tratamiento médico. La autora no asume la responsabilidad de posibles consecuencias para la salud de cualquier persona o personas que lean o sigan la información publicada en esta web. Todos los lectores, especialmente aquellos que toman medicamentos, deben consultar a su médico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s